martes, 13 de noviembre de 2018

Amigos estamos en una sociedad muy consumista por lo que hay que ordenar valores personales para priorizar el gusto por lo bueno...

No paramos de verlo....todo es consumo...todo va dirigido para que consumamos para que llenemos la casa de objetos y materiales que nos producen una felicidad muy ambigua...porque nos arrastran a crearnos un universo en el que si no esta el objeto en cuestion pasamos a la mas terrible de las depresiones....

Debemos crearnos una serie de prioridades en la vida y acentuar esta en valores no tanto economicos como si filosoficos y de buen provecho para nuestra felicidad...

Primero debemos creer en nosotros mismos...en acostumbrarnos a orientar la vida en funcion de lo que queramos hacer con nosotros y no en lo que quieran hacer con nosotros...esta bien que compremos un producto para nuestro disfrute pero hay veces que lo gratuito vale mas que cualquier dinero que invirtamos...es por ejemplo una buena conversacion con la persona que esta al lado nuestro...es por ejemplo un paseo con nuestra mascota por el lugar donde vives...

Hay que valorar todo esto en pos de una buena salud mental y de que todo rija sin complicaciones extraordinarias que nos llevan a ser un producto mas dentro de nuestra sociedad...

Gastar si...pero con conciencia y sabiduria y aplicar un gusto por lo bueno...por la calidad....por el buen hacer...vosotros podeis...

Hay infinidad de tribus y hay muchos paises que solo viven con un poco de arroz en la cocina y les preguntas y te contestan que son felices que no cambiarian lo que tienen por nada en el mundo....sin llegar a la miseria yo os planteo la posibilidad de conseguir la felicidad con pequeñas cosas...

Bien es verdad que el dinero ayuda a conseguir la felicidad pero al fin y al cabo somos personas que buscamos la sociabilidad y con ello valores como la autoestima....la confianza...la posicion en tu comunidad....no se compran con dinero...

Por eso os digo que priorizar valores....priorizar y educar a vuestros hijos en valores no en dinero...y saldreis gratamente revalorizados...

Un abrazo

Victor Quesada