domingo, 17 de julio de 2016

Tercera entrega La memoria del destino y su enemigo por Samuel Miralles

Amigos tercera entrega del libro de Samuel Miralles...La memoria del destino y su enemigo...relato de terror de este novel autor....

Disfrutar de la entrega asi como de las dos anteriores...

RESERVADOS DERECHOS DE AUTOR por SAMUEL MIRALLES

continua....

Traje, con disimulo, varias aves para despellejar su piel y hacer sábanas con ellas para nuestra morada de oficiantes del ala este, escondiéndolas para más tarde.

La sensación de miedo traía consigo más miedo, así que lo ignoré
y mi preocupación se fue disipando. Tal vez la última parte de la pesadilla era una pesadilla más y por tanto no una pesadilla digna de premonición.


Yo era joven por aquel entonces, doce años y pocos meses más. Nuestro pueblo vivía desde hacia tiempo a la recolección de frutas y verduras.
Nuestros calendarios fechan desde la construcción del mismo, cuando fue eregido por el gran mago Log Polaris (sobre el seis mil y el cinco mil A.C,en algún lugar remoto del noroeste de Europa. Antes de este tiempo no practicábamos caza, la mayoría se dedicaba a cultivar toda clase de frutos que dieran cosecha en el suelo, también de árboles pero no pensábamos en la caza como algo malvado hasta Log Polaris.

Somos, éramos y seguiremos siendo el pueblo de los resistentes a Satanás, el gran cazador que triunfó en este mundo trayendo consigo desorden, confusión y caos, además de arrojarnos de nuestra luz hasta las tinieblas del malhacer.

Gunglad es el nombre de nuestro pueblo,que quiere decir árbol gigante en señal de agradecimiento a un gran florecimiento de árboles y plantas gigantes, lugar de constante renovación por las alteraciones en el clima. En Gunglad nos dedicábamos sobretodo a la recolección de frutos, algo de verdura y cereales también.
Terror con Samuel Miralles

Nuestro territorio era propicio para vivir con vasta vegetación exceptuando el verano donde escaseaba la lluvia y había menos vegetación. Pequeñas cimas sinuosas rodeaban el pueblo, tanto en el exterior como en el interior, con trampas colocadas de manera      octogonal en los árboles.Este octágono, de ocho lados, era símbolo de (la madera, símbolo donde se apoyan los cimientos de nuestra civilización terrenal con la espiritual.

La madera era un signo espiritual y un útil que distinguía la morada de privilegiados y benditos a la de los caídos.

Después de las trampas de árboles, detrás de los muros, superpuesto por los oficiantes habían varias mujeres que de día se ocupaban de
recolectar frutas y verdura para cocinarla allí, donde todos comíamos.

Mas adelante el terreno se eleva dando lugar a la formación de montañas estrechas y de altura, también tiene nacimiento un río.
Las cimas son lugares sagrados donde solo tienen acceso el hechicero y el sacerdote y el profano no puede escalarlas, ya que hay rigurosas trampas de menhires y dolmenes.
Son de tal precisión que cualquiera que pasase por allí moriría cuando las piedras comenzasen a rodar rápidamente desplazadas y que se deslizan por húmedos caminos de hierba de escasa vegetación. Algunas de ellas deparan, sobrepasando la periferia hasta caer en el mar de forma peligrosa.

En la periferia, al lado sureste crece allí un valle de petunias, tulipanes, rosas y otras flores de observación bella, que son recogidas con total libertad para motivos ceremoniosos y muchas otras por cuestión de amor.

Ya en el centro podemos ver las moradas en las que habitamos de noche construidas a partir de árboles que son talados y revestidos con pieles de ave o de vegetación de árboles encontrados fuera del pueblo formando una tela donde colocamos posesiones nuestras de
las que yo mismo me ocupo de hacer y renovar.


En las montañas, en el centro de todo, es donde encontramos a los sacerdotes viviendo en círculos de piedra , arcilla y agua. Donde tienen lugar los primeros rituales de hechiceros y también de hierbas medicinales para curar.

En algunos lugares, donde se podía y se puede ver todo el pueblo, se realizan ritos sagrados por bien del pueblo y los sacerdotes que suelen comunicarse con el dios Eol para determinar el estado de nuestra alma o los peligros que hay fuera de Gunglad. También tienen lugar ceremonias de carácter profano en el valle de las flores. Todos vivíamos en paz y armonía hasta ese día, el día
que secuestraron a mi hermano.


Un tanto perezoso llegué a la cima de los siete árboles, mi padre no era el único que había consultado al sacerdote y habían allí tres padres preocupados también.

Mi nombre es Ref y mi padre se llama Refro, ambos de piel albino
y cabello rubio consultamos al sacerdote la causa de la desaparición de mi hermano, y con añoranza y esperanza;

a la vez que pedía piedad mi padre de que el dios EOL ,dios de dioses, perdonara mi mal obra de no ir y cuidar
de él.


_Necio. ¿Cómo ignoraste por tanto tiempo?¿como no creíste?

~ pudiendo haber evitado la desaparición de tu hermano y al no haberlo evitado desapareció el de nuestro pueblo, hasta que tus ojos no lo vieron no respondieron y los primeros que debieron estar abiertos son los ojos de tu alma.

El sacerdote sermoneó alzando una mano al cielo y señalándome con su dedo índice en varias ocasiones, mirándome como el que mira a un necio.

_Pero el invisible(se refería al dios Eol)es mucho más sensato y misericordioso que nosotros, por ello perdonarás la mala obra que cometiste haciendo aquello que el aconseje .Comentó el sacerdote invitándome a hacer el ritual.

0 comentarios

amigo del blog...deja tu mensaje aquí