viernes, 27 de mayo de 2016

El poder de la mente y la felicidad

Imaginaros por un momento...que vamos al medico y este nos dice...que la ansiedad...las fobias...las psicosis....que padecemos...estan localizadas en el estomago...y que iendo al water asiduamente...y llevando una dieta sana...desaparecen

Que placer...nos supondria pensar que con tan solo ir al aseo y comer sano...dejariamos de sufrir...y seriamos personas felices...

Pues bien...no descartando que algun dia sea cierto lo que digo...os quiero decir...que la mente funciona igual...es una brujula donde nosotros ponemos el norte...donde nosotros dirigimos hacia donde va...

Si queremos un trabajo...lo vamos a conseguir...si es vocacional...entonces le añadiremos pasion...si queremos ser felices con lo que tenemos...lo vamos a conseguir...si queremos odiar...lo vamos a conseguir...nosotros vamos a conseguir todo lo que le digamos a nuestro cerebro que haga...

Manejar las emociones es tan facil...como decirnos a nosotros mismos como y hacia donde dirigirlas...entonces...con informacion..es decir...sabiendo lo que son las emociones y sobre todo identificandolas y conociendolas...podemos dirigirlas...podemos y tenemos la clave de como dirigir nuestro destino...
El poder de la mente esta en ti

Una mente equilibrada es aquella que aunque tenga sensaciones o emociones negativas...sabe redirigirlas hacia la felicidad...hacia lo positivo...es entonces donde encontraremos una paz interior que nos de fuerza para progresar y obtener resultados...estos resultados reforzaran nueva mente nuestras emociones y paz interior y asi sucesivamente hasta obtener un fin o destino...

Todos vamos a morir...es algo a lo que no hay que tener miedo...es algo de lo que no nos podemos librar...pero nosotros podemos elegir como queremos que sea nuestro paso por este mundo...nosotros es decir uno mismo...puede elegir donde ir y hacia donde girar...

No hay que tener miedo a equivocarse...miedo al fracaso...miedo a la depresion...miedo a la ansiedad...a las relaciones sociales...tan solo hay que dejar estos sentimientos fluir en nuestro cuerpo...y aprovechando este fluir reconducirlos hacia una buen fin...

Un saludo

Victor Quesada

0 comentarios

amigo del blog...deja tu mensaje aquí