sábado, 30 de enero de 2016

El stress...la lucha o huida

El estrés, cuando un aliado se convierte en enemigo

 Desde el punto de vista biológico, el estrés es un mecanismo complejo que permitió a nuestros antepasados lejanos poder reaccionar ante una situación nueva, bien fuera luchando o bien huyendo. Sin él, la especie humana es probable que hubiera desaparecido.

La respuesta lucha-huida (fight-or-flight) es la reacción fisiológica del organismo ante un acontecimiento que se percibe como un peligro. Este proceso provoca una reacción en cadena, sobre todo de índole neurohormonal, que se produce con rapidez en el interior del cuerpo, que tiene el objetivo de movilizar los recursos necesarios para actuar y preparar el cuerpo para luchar contra esa amenaza o bien huir de ella.

Hoy sigue siendo igual, tanto en los animales como en los seres humanos. Una rata que se siente amenazada primero intenta huir pero, si ve que está acorralada, luchará. Un alumno que no se sabe la lección y siente la mirada del profesor sobre la clase, se quedará paralizado en la silla intentando pasar desapercibido (lo que es una variante de la huida), al igual que para bajar las escalaras corriendo antes de que salga el metro nuestro organismo ha movilizado y puesto a nuestra disposición en un instante toda la energía de la que disponemos. En otras palabras: el estrés nos permite enfrentarnos o adaptarnos a las innumerables demandas que conlleva el día a día.

Sin embargo, cuando el estrés se instala y forma parte constante de la vida diaria, sus efectos en la salud ya no son positivos. Se convierte en estrés crónico, y puede ser catastrófico.

Fuente: saludnutricionbienestar

0 comentarios

amigo del blog...deja tu mensaje aquí